Informática, tecnología y mucho más
Estás en Informática-Hoy > Electronica de consumo masivo >

Televisores LCD: Lo bueno y lo malo de esta tecnología

Comentarios (0)

Dentro de las opciones que actualmente se presentan para el consumidor en el rubro de televisores y pantallas, existe una gran gama de variantes, entre las que se destacan los equipos de tecnología de última generación como el LCD y el plasma.

No obstante, debido a los costos y pese a notables diferencias de calidad entre un tipo de pantalla y el otro, la mayoría de las personas optan por adquirir un televisor de LCD, para poder disfrutar de una calidad de imagen muy superior a las viejas tvs de CRT.

lcd


Cabe destacar que no todos los televisores de LCD que se comercializan actualmente en el mercado darán los resultados que espera el consumidor, e incluso, a veces, puede que no cubran las expectativas.

Por ello, en el momento de comprar un televisor LCD es importante tener en cuenta una serie de parámetros que nos ayudarán a elegir el aparato más conveniente que realmente nos ofrezca la calidad de imagen que estamos buscando.

Uno de los aspectos a tener en cuenta ante la decisión de compra de un televisor LCD es el tipo de resolución que ofrece el aparato, es decir si es HD Full o HD Ready. Tengamos en cuenta que una pantalla HD Ready posee una resolución de 1366 x 768 píxeles y sólo podrá mostrar 720p, mientras que un televisor LCD HD Full tiene un formato de 1920 x 1080 píxeles alcanzando una resolución de 1080p reales.

Si bien las pantallas LCD HD Full como HD Ready ofrecen una imagen de muy buena calidad, existe una diferencia muy notable entre ambas, convirtiendo al televisor que posee formato HD Full como el indicado para lo más exigentes.

Por otra parte, el entrelazado de la imagen también será diferente según el tipo de HD que posea el aparato, ya que el HD Full es más veloz al refrescar la imagen. No es de extrañar que en LCD HD Ready pueda llegar a notarse un pequeño parpadeo, que por el contrario en el HD Full no puede ser visto por el ojo humano.

Asimismo, el formato será de vital importancia de acuerdo al tamaño en que deseemos adquirir el aparato, ya que cuanto mayor es la pantalla también aumenta el tamaño de los píxeles a mostrar.

Por ello, si estamos pensando en adquirir un televisor LCD de más de 37" es aconsejable que el equipo disponga de HD Full, mientras que si se trata de un 32" podremos optar por un LCD HD Ready.

En cuanto a los contrastes, debemos tener en cuenta que las pantalla LCD poseen dos tipos de contraste: dinámico y estático. Es importante destacar que el contraste estático debe ser absoluto, es decir de 1:5000 sin variaciones, mientras que el rango dinámico debería ser mayor para ofrecer una imagen de buena calidad.

Con respecto al audio, la mayoría de los televisores LCD presentan un sonido de poca calidad, teniendo en cuenta la imagen que acompañan, por ello en general se utiliza un Home Theater que completará el equipo de una manera lógica.

Lamentablemente, uno de los factores negativos de las pantallas LCD tienen que ver con el sintonizador, ya que estos aparatos vienen preparados para ver televisión en alta definición, y la mayoría de los compañías de cable de televisión no ofrecen canales con imagen digital.

Por tal motivo, la señales se ven extremadamente mal, porque trabajan con una resolución de 720 x 576 píxeles en formato 4:3, mientras que los LCD poseen una resolución de 1366 x 768 en formato 16:9, lo que provoca en la imagen un esfumado y bordeados con blur que irritan a aquellos que buscan verdadera calidad de imagen.

Además, las escenas dinámicas no son tan bien reproducidas por las pantallas LCD, en comparación con el plasma, debido a que los LCD poseen una reacción más lenta para reproducir las imágenes, por lo que muchas veces podremos notar algunas imágenes difusas durante escenas con mucho movimiento.

En resumen

Cabe aclarar que si lo que estamos buscando es poder disfrutar de películas en DVD con buena imagen, nada mejor que cambiar nuestro viejo televisor CRT por un LCD, aunque tengamos en cuenta que no lograremos la excelente calidad de visualización que permiten las pantallas de plasma, por lo cual es una tecnología cuyo valor es elevadamente mayor.

Si por el contrario, queremos ver televisión, es importante saber que muchas veces las señales de los canales se verán mejor en un televisor CRT que en un LCD.

El resto son cuestiones subjetivas de gustos personales.


Si esta página te gustó, puedes compartirla ...


Nos interesa tu comentario.
Ingresa el texto que ves en la imagen de abajo.
  
Comentarios de los usuarios


No hay comentarios aún, puedes dejarnos el tuyo.


Registrate para recibir nuestros mejores contenidos en tu e-mail Televisores LCD: Lo bueno y lo malo de esta tecnología
En el momento de adquirir un televisor LCD es importante tener en cuenta una serie de parámetros que nos ayudarán a elegir el aparato más conveniente.