Informática, tecnología y mucho más
Estás en Informática-Hoy > Informatica y Tecnologia para Empresas >

Conceptos básicos de MRP y MRP II

Comentarios (0)

MRP (material requirement planning), puede ser "traducido" como planificación de las necesidades de materiales.

El MRP usa un método de planificación. Este sistema se basa en la elaboración de un plan de control de materiales, ya sea interna o externamente. El MRP considera a la empresa o industria de manera estática, prácticamente inmutable.

Conceptos basicos de MRP y MRP II

El MRP utiliza softwares cada vez más sofisticados y algunos de ellos llegan a costar más de un millón de dólares.

La lista de materiales (bill of material), es un subproducto del MRP, que es un software que procesa todos los datos, consolidando los ítems coincidentes en varios productos, verificando si hay disponibilidad en el stock y, cuando fuera el caso, emitiendo una lista de ítems faltantes.

Los softwares con mayor capacidad de procesamiento pasaron a ser denominados sistemas de manufacturing resources planning, que puede ser traducido como planificación de los recursos de manufactura.

Como la sigla de manufacturing resources planning (MRP) es la misma que material requirement planning (MRP), comúnmente se la denomina a la primera como MRP II.

Cuando se trata de un software basado en MRP II, es necesario suministrar una gran cantidad de datos de cada producto, como precio unitario, proveedores, proceso de fabricación, equipamiento, procesos de fabricación y sus respectivos centros de costos, mano de obra utilizada, herramientas utilizadas y su respectivo consumo, cambios en las listas de materiales, fechas en las que entrará en vigencia, etc.



Si esta página te gustó, puedes compartirla ...



Nos interesa tu comentario.
Ingresa el texto que ves en la imagen de abajo.
  
Comentarios de los usuarios


No hay comentarios aún, puedes dejarnos el tuyo.


Registrate para recibir nuestros mejores contenidos en tu e-mail Conceptos básicos de MRP y MRP II
El MRP utiliza softwares cada vez más sofisticados y algunos de ellos llegan a costar más de un millón de dólares.