Informática, tecnología y mucho más
Estás en Informática-Hoy > Hardware - PC Desktop >

Disco rígido tradicional o disco SSD

Comentarios (1)

El disco rígido tradicional celebra más de 55 años! . Sí, 55 años de existencia! Y si el primer disco rígido lanzado por IBM en 1956 ofrecía una capacidad de 5 MB para un peso de más de una tonelada, el disco rígido moderno es, en la mayoría de los casos, tan voluminoso como un paquete cigarrillos (y de menor tamaño, si se trata de computadoras portátiles), y con una capacidad muy por encima de los 100 gigabytes, mientras que el terabyte es ya una realidad para los discos de 3,5 pulgadas.

Y si bien el disco rígido sigue evolucionando gracias a diversos avances tecnológicos que enfrentan y mejoran las limitaciones físicas impuestas por la parte mecánica de estos dispositivos (actualmente se piensa, especialmente, en una grabación perpendicular o con tecnologías láser), existe otro tipo de tecnología que está comenzando a despuntar y a revelarse como la tecnología del futuro: los discos SSD. Detrás de esta sigla se esconden las palabras inglesas: Solid State Drive (Unidad de estado sólido), una unidad compuesta exclusivamente por chips de memoria, un disco que utiliza memoria no volátil tales como flash. Por lo tanto, se eliminan las partes mecánicas, se eliminan los problemas de fiabilidad y se suman las mejoras en el rendimiento de la lectura/ escritura de archivos, al menos en teoría.

Disco rigido tradicional o disco SSD

Todavía en su fase inicial, la tecnología SSD parece ser muy prometedora, ya que todo predice que llegará para quedarse definitivamente y amenazar así el reinado de la unidad de disco rígido tal como la conocemos hoy. Especialmente en el caso de las computadoras portátiles, los beneficios de un disco SSD son múltiples, como veremos más adelante. Es necesario hacer un balance de esta tecnología e identificar sus puntos fuertes pero también sus debilidades potenciales, que muchas veces tienden a ser olvidadas por el entusiasmo de la novedad.

La debilidad de los discos rígidos

En gran parte mecánica, el disco rígido tradicional es, y esto no es nuevo, un objeto frágil, cuya vida útil se reduce considerablemente a medida que pasa el tiempo. Compuesto por varias piezas en movimiento, la mecánica de un disco rígido puede ser asimilada, en su precisión, a la de un reloj. Compuesto de un motor, de diversas bandejas y de un brazo que lleva a cabo la lectura/escritura de datos, la unidad de disco es sensible no sólo a los golpes, sino también a factores de su entorno exterior. A modo de ejemplo: si colocas a imán poderoso sobre la unidad del disco rígido todos los datos que contiene se perderán para siempre, ya que las bandejas de éste se desmagnetizarán.

Otra debilidad: el disco rígido es de por sí lento. Por supuesto, los progresos que se han llevado a cabo en este terreno han contribuido a modificar esto, pero poner en rotación varias bandejas, a más de 7.200 revoluciones por minuto y garantizar la las operaciones de lectura/escritura siempre será más complicado que acceder y obtener datos a través de una memoria flash, con un tiempo de respuesta casi instantáneo.

El corolario obvio e inevitable de la presencia sistemática de un motor en los discos rígidos tradicionales: en general son ruidosos, se calientan y consumen más energía eléctrica.

Tecnología SSD: la solución a todos los males?

Ante todos los problemas enumerados anteriormente, la tecnología SSD proporciona respuestas o al menos una alternativa seria y confiable
. Técnicamente, un disco rígido SSD está compuesto exclusivamente de chips de memoria no volátil, de chips tipo NAND. Éstos tienen la particularidad de poder conservar los datos incluso cuando la alimentación eléctrica de la computadora está apagada. Una primera ventaja: el acceso a la información contenida en estos chips es prácticamente instantánea. A diferencia de un disco rígido tradicional, en efecto, no hay ninguna necesidad de que roten las bandejas, como tampoco hay que esperar a que los diversos movimientos de la pieza de lectura encuentre la información deseada. Si bien esta operación no toma más una fracción de segundo en un disco rígido normal, es su repetición, el hecho de la fragmentación, el que ocasiona retrasos en el tiempo de acceso a la información.

Por supuesto, la fragmentación continúa en las unidades SSD y esto es inevitable ya que el propio sistema de archivos en sí mismo segmenta o fragmenta los datos en bloques o agrupaciones
. No obstante, el impacto de la fragmentación en el rendimiento de un DSS es teóricamente inexistente ya que el acceso a varias piezas de datos repartidos entre varios chips se lleva a cabo de forma instantánea y simultánea.

En términos de flujos, la tecnología SSD da otra vez un considerable paso adelante con respecto al disco rígido tal como lo conocemos. En las pruebas realizadas, un disco SSD de 1.8 pulgadas registra una velocidad de lectura de 60MB/s. Este velocidad no preocupará al mejor de los discos rígidos que forma parte de las nuevas computadoras de escritorio, estamos totalmente de acuerdo, pero ante un disco rígido portátil de 1,8 pulgadas, el progreso es evidente. Otra ventaja para el DSS: el flujo de lectura se mantiene casi constante desde el principio hasta el final de la operación, independientemente de la ubicación física de los datos, mientras que un disco rígido convencional va reduciendo gradualmente el flujo cuando (especialmente durante operaciones de lectura secuencial). Pero si en cuanto a la lectura el disco DSS es mucho mejor que el disco rígido tradicional, en cuanto a la escritura no sucede lo mismo.

Terminemos con las ventajas físicas de los discos SSD. En cuanto al peso, un disco de estos pesa, por lo general, menos de cien gramos, y tienen una resistencia mayor que los tradicionales. Las unidades SSD son de hecho más fuertes, y algunas marcas como Samsung aseguran su resistencia a los golpes. El consumo de energía eléctrica es, por supuesto, otra gran ventaja de los discos SSD: consumen menos que sus competidores, los discos rígidos tradicionales. Si estas cuestiones no tienen mucha importancia en un PC de escritorio, son sin embargo cruciales para una computadora portátil, una notebook o netbook.

SSD: atención a la interfaz

A pesar de que la tecnología SSD se encuentra en un estado inicial y recién está saliendo de los laboratorios de pruebas, algunos fabricantes ya la incorporan a sus equipos en diferentes formatos. Normalmente, un disco SSD viene en un formato estándar de 1,8 pulgadas (otros tamaños están disponibles, por supuesto, pero no son tan frecuentes), y utiliza la interfaz IDE, mientras que otros modelos, todavía poco frecuentes, son Serial ATA.

Hay algunos fabricantes que ofrecen SSDs en formato Express Card: este es el caso, por ejemplo, de la marca Transcend, que ha diseñado un disco de 32 GB en formato Express Card. Por desgracia, el fabricante taiwanés ha elegido, a pesar de la interfaz, un controlador USB 2.0. Esta elección no sólo limita en gran medida el rendimiento del dispositivo (ya que el USB 2.0 no excede los 60 MB/seg en la transferencia de información), sino que también limita la utilización del disco. De hecho, es imposible instalar Windows sobre un lector reconocido como una solución de almacenamiento externo... Por lo tanto, el SSD de Transcend es, en el mejor de los casos, una especie de súper pendrive, y en el peor, una invención innecesaria.

SSD: el problema de la capacidad

Al tratarse de una tecnología incipiente, la mayor desventaja de la misma, además de su costo, sigue siendo por supuesto la capacidad relativamente reducida de lectores para estas nuevas unidades. Hoy en día, los SSDs están disponibles en versiones de 16, 32, 64 y 128 GB (ésta última es en realidad una promesa, porque ningún producto disponible hoy en el mercado utiliza un SSD de tal capacidad). El freno principal para aumentar la capacidad de los SSD es de naturaleza financiera, ya que cuantos más chips de memoria se coloquen, más densidad deberán tener éstos para adaptarse a una dimensión estándar, y más caro será el lector.

Por ejemplo, en una computadora que incorpora un disco SSD, como la Dell Latitude D430, el fabricante de Texas suministra un disco SSD de 32 GB. Una vez instalados Windows Vista con sus drivers, queda libre un espacio de 18,6 GB sobre un total de 29,3 GB. No es difícil adivinar que este espacio libre se consumirá rápidamente, una vez que se instalen las aplicaciones más comunes.

Conclusión

Al llegar al final de esta presentación de la tecnología SSD, hay que tratar de realizar un balance que contenga tanto los puntos fuertes como los débiles. Las ventajas de los discos SSD son reales y comprobables, tanto en las características físicas como en términos de rendimiento. Es difícil no imaginar que esta tecnología penetrará cada vez más en la fabricación de dispositivos informáticos, sobre todo en lo que se refiere a las computadoras portátiles o notebooks y netbooks. Más compactos, más resistentes a los golpes y el medio ambiente en general, los discos SSD también presentan cualidades destacadas en términos de rendimiento y funcionamiento. El acceso a la información es instantáneo, el flujo de lectura de datos es impresionante. Lejos de ser sólo teóricas, las ventajas se comprueban en los tiempos de carga de Windows: el sistema se ejecuta mucho más rápido en un disco SSD que en uno tradicional.

La desventaja: el lector SSD, tal como se presenta hoy en día, muestra un rendimiento deficiente en cuanto a la velocidad de escritura, mientras que su capacidad de almacenamiento es claramente insuficiente. Un disco de 32 GB es demasiado pequeño para la utilización moderna de una computadora portátil, incluso para un uso doméstico u ocasional. Y mientras que la ganancia en términos de autonomía podría despertar muchas esperanzas, las pruebas demuestran que el disco no es lo que más consume en una computadora portátil.

Por ahora, los costos, en términos financieros, que requiere la tecnología SSD no parece justificado, sobre todo porque hay que sacrificar un valioso espacio de almacenamiento que siempre puede ser utilizado. Pero en el futuro, esta tendencia puede revertirse.


Si esta página te gustó, puedes compartirla ...


Seguramente esto te interesa
Programas para bajar musica gratis
Una seleccion de los mejores programas para bajar musica gratis. Descargas gratis de todos.
6 Simples consejos para navegar seguros
Cada dia que pasa aparecen nuevas y mas sofisticadas amenazas que impiden que podamos disfrutar por completo de nuestra navegacion por Internet phishing, robos de identidad, Tabnabbing y muchas otras estan agazapadas esperando a que demos un paso en falso. En este articulo conoceremos algunos consejos para mantenernos a salvo.
Cómo limpiar las pantallas touchscreen
Las pantallas touchscreen frecuentemente presentan suciedad y manchas de grasa, la limpieza tiene que hacerse con mayor frecuencia y muchas veces esa limpieza no es la correcta para este tipo de material. Es por eso que en este articulo te mostramos cuales son las mejores y mas seguras formas de mantener tus pantallas tactiles impecables y cuidadas siempre.
Tecnología VoIP: llamadas a muy bajo costo
Cuando se piensa en reducir costos, las tecnologias actualmente disponibles pueden ayudar a ahorrar en telecomunicaciones, y la tecnologia VoIP (Voz sobre IP) es una buena opcion para ello. Conoce como VoIP puede significar un importante ahorro para tu empresa u hogar.
Todo lo que hay que saber antes de comprar una netbook
Las netbooks invadieron la esfera de la informatica nomade y han seducido en pocos meses a muchos usuarios.

Nos interesa tu comentario.
Ingresa el texto que ves en la imagen de abajo.
  
Comentarios de los usuarios
Nombre: jarami 26/07/2011 11:16:40
Evidentemente es superior al SATA. Yo ya he cambiado a SSD por seguridad. Anteriormente tuve problemas con un SEAGATE barracuda 7200.11 que dejo de funcionar por el problema del firmware defectuoso. Termine llendo a Onretrieval, un laboratorio de recuperaciones, y me recuperaron los datos pero no sin antes desembolsar un dinero... Ahora, tomo los recaudos en cuanto a respaldos pero tambien inverti en esta nueva tecnologia. Mas vale prevenir que curar...

Registrate para recibir nuestros mejores contenidos en tu e-mail Disco rígido tradicional o disco SSD
En el caso de las computadoras portátiles, los beneficios de un disco SSD son múltiples.